entendiendo nuestras emociones cbpsicologas1

¿Qué son las emociones? ¿De qué nos sirven? ¿Se pueden controlar? ¿Se puede no sentir o bloquear?

Éstas son algunas de las preguntas que nos solemos hacer cuando pensamos en emociones. Cada uno tiene un concepto distinto de ellas y una distinta de interactuar con sus propias emociones. Existen personas a quienes consideramos personas “emocionales”, que solemos tacharlas de sensibles, personas que pueden llegar a deprimirse o que son muy volubles en su estado de ánimo.

Por otro lado, existen personas a quienes etiquetamos como “fríos”, refriéndonos a su falta de respuestas emocionales y tendencia a mostrarse como “piedras” antes otros. Cabe señalar que ninguna opción llega a ser saludable a largo plazo. Las personas muy emotivas y reactivas pueden experimentar dificultad para manejar sus emociones y dejarse llevar por ellas. Lo cual inevitablemente va a afectar su estado de ánimo y su capacidad para hacerle frente a problemas cotidianos o a eventualidades traumáticas. En el otro extremo, quienes no muestran con naturalidad sus emociones, son personas propensas a experimentar problemas en su comunicación, en sus relaciones interpersonales, para formar vínculos afectivos seguros, entre otros.

entendiendo nuestras emociones cbpsicologas2
Foto tomada dehttp://upliftconnect.com/biology-and-culture-human-emotion/

Entender nuestras emociones

Vale mencionar que la mayoría de personas nos encontramos en un rango intermedio entre los dos extremos mencionados. A pesar del nivel de expresividad emocional que nos caracterice, toda persona sana o no psicológicamente, se beneficia de ponerse en contacto con sus emociones de un momento a otro. Lo primero por practicar es identificar la emoción que estamos sintiendo. Puede sonar algo fácil y cotidiano de hacer, sin embargo, no todos poseemos esa capacidad. Muchas veces nos mostramos enojados o con ira, cuando realmente estamos frustrados o decepcionados, por ejemplo. Lo que significa que no estamos identificando la emoción primaria que nos aqueja. Una vez que la sepamos identificar, podemos determinar de dónde viene lo que estamos sintiendo: ¿Fue algo que pasó? O ¿Fue algo que pensé o me imaginé? Para más tarde buscar una acción saludable que nos ayude a mejorar nuestro estado anímico.

Las emociones nos sirven para conocernos a nosotros mismos y para conocer el mundo exterior. Nos permiten reconocer peligros, reconocer cuándo estamos cómodos, cuando hay algo que cambiar o mejorar. Sobre todo, las emociones son una forma de comunicarnos y reaccionar ante el mundo y no tiene por qué llegar a ser un problema si lo manejamos efectivamente. Al hablar de manejar, hablamos de lidiar con las emociones, mas no de controlarlas, reprimirlas o bloquearlas, puesto que son reacciones naturales del ser humano y necesitan ser guiadas y atendidas adecuadamente para una psiquis sana y una vida balanceada.

Por: Psi. Cl. Florencia Barriga

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>