La importancia del juego en la adultez media cbpsicologas2

Conocemos de cerca la actividad lúdica en los niños. Ellos a través del juego aprenden, recrean y procesan los distintos aspectos de su realidad. El juego es parte de sus vidas y pasan mucho tiempo en esa actividad. Muchos padres desconocen la verdadera dimensión de lo que significa jugar. Suelen estar buscando con frecuencia distintas actividades para que sus hijos estén “haciendo algo” sin dejarles tiempo libre, necesario para que puedan desarrollar sus habilidades creativas, imaginarias y recreativas.

En un futuro, los padres que tienen estas características suelen formar parte de aquellos adultos medios que se han olvidado de ese niño que todos llevamos en nuestro interior y han olvidado jugar. El juego puede y debería estar presente en las distintas etapas de nuestras vidas. Los juegos van cambiando a medida que el ser humano crece, se desarrolla y desempeña distintas funciones en las diversas fases de nuestra existencia.

La importancia del juego en la adultez media cbpsicologas
Foto tomada de https://www.esl-idiomas.com/es/esl-club-50/cursos-de-idiomas-en-el-extranjero/informacion-practica.htm

Función del juego en la adultez media

Ésta es una etapa entre el adulto y el adulto mayor, alrededor de los 50 años a 70 años aproximadamente. Como sabemos, no es cuestión de edad cronológica, sino de la edad emocional con que la persona se identifica. En este punto el juego desempeña múltiples funciones.

¿Para qué jugar? La respuesta es simple: para divertirse, jugar por jugar. Se cree que en esta época de la vida se inicia un proceso de pérdida de las funciones cognitivas. No obstante, realizar actividades lúdicas ayudan a retrasar el avance de este proceso.

En realidad, diversos estudios demuestran que después de los 70 años empezaría el deterioro normal de las funciones cognitivas de manera notoria. Pero no es necesario esperar a llegar a esta edad para empezar a ejercitarse, si lo podemos hacer siempre, simplemente jugando.

Es importante que el juego en la adultez sea actividad sea una decisión voluntaria del participante para que además de divertirse, se puedan rescatar otros beneficios. Hay distintos juegos apropiados para esta edad, los más conocidos son los juegos de mesa. Sin embargo, las personas pueden sentir que los juegos no son adecuados para ellos. Por eso es importante la creación de juegos especiales para adultos medios y mayores teniendo en cuenta sus intereses y necesidades. Ventajosamente en varios países se están creando y fabricando dichos juegos. Pero si no se dispone de ellos cualquier juego puede ser divertido.

La importancia del juego en la adultez media cbpsicologas1
Foto tomada de https://www.thejobnetwork.com/top-9-stress-relieving-activities-at-work-thatll-keep-you-happy/

Beneficios de jugar

Al jugar, aparte de reír, conversar, pasar un buen momento, se permite a las personas liberar tensiones y relajarse. Específicamente por medio de la liberación de sustancias neuroquímicas que se producen en el cerebro, llamadas endorfinas. Hay muchos otros beneficios. Los juegos tienen reglas que hay que aprender y cumplir por lo que se requiere de atención y concentración, se ejercita la memoria, planificación, organización y otras funciones cognitivas. Al compartir y participar en juegos se favorece la comunicación y el uso del lenguaje verbal y corporal. También es una oportunidad para mejorar las habilidades sociales al interactuar y conocer a otras personas; afianzar vínculos y fomentar la confianza.

La gente que participa en actividades lúdicas mejora su estado general de salud. Además de que sostiene un buen estado de ánimo. La salud emocional y psicológica, productos de estas actividades, contribuyen a disminuir las molestias y enfermedades físicas. Por otro lado, se genera un alto nivel de motivación y la persona se vuelve más activa. Al liberar tensiones los músculos se aflojan y se relajan permitiendo que el descanso y el sueño mejore en calidad. Son muchos los beneficios que aporta el juego con solo la consigna de divertirse.

Algo tan simple puede marcar una diferencia entre salud y enfermedad.

Por: Dra. María Cristina Castillo

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>